Asistentes en los que puede confiar.

La nueva Clase B es el nuevo referente en la categoría compacta. Gracias a la integración de numerosos sistemas de seguridad y de asistencia a la conducción asumidos de las gamas superiores de Mercedes-Benz han aumentado tanto el nivel de seguridad como el confort.

 

Miramos siempre hacia delante.

Los vehículos Mercedes-Benz utilizan sistemas inteligentes de sensores que «piensan» de forma preventiva en la protección de los ocupantes. El objetivo es que cada recorrido transcurra con el mayor confort y la mayor seguridad posible. En la nueva Clase B se incorpora, por primera vez de serie en un vehículo de esta categoría, el COLLISION PREVENTION ASSIST. Este sistema supervisa la carretera por delante del vehículo por medio de sensores de radar y puede advertir a tiempo del peligro de colisión y de accidentes por alcance.

Al circular a una velocidad mayor de 30 km/h, el sistema detecta una separación insuficiente entre el propio vehículo y los objetos en movimiento por delante. Si se detecta un peligro se advierte al conductor con señales ópticas y acústicas. Si el conductor frena, el servofreno de emergencia adaptativo pone a disposición exactamente la fuerza de frenado ideal para llegar a detener el vehículo y evitar la colisión inminente.

 

 

No perdemos de vista al conductor.

No nos ocupamos solamente de nuestros vehículos. También nos interesan los conductores. El sistema de alerta por cansancio ATTENTION ASSIST incorporado de serie en la Clase B es un innovador sistema para detección de cansancio, que resulta especialmente útil en trayectos largos, pues advierte al conductor si detecta síntomas típicos de fatiga o distracción al circular a una velocidad entre 80 y 180 km/h.

Para ello cuenta con sensores que analizan el accionamiento del volante y pueden reconocer cualquier alteración con respecto a un perfil del conductor elaborado previamente.